CASCADA DEL TABAYÓN

Galería de imágenes

 

La Cascada del Tabayón es un salto de agua considerado cómo Monumento Natural y situado en el Parque Natural de Redes, en el concejo asturiano de Caso.
Distancia: 10 km.

Dificultad: Baja

Desnievel positivo de ascenso: 160 metros

 

El itinerario se inicia en la aldea de Tarna, por el sendero de pequeño recorrido PR-AS-60 que sube por la empinada rampa del camino del cementerio. Al principio, el paseo discurre por un camino entre frondosos hayedos y verdes praderías junto a muros de piedra, la exhuberancia de la vegetación apenas deja ver el fondo del valle entre los troncos de las viejas hayas. Pasadas unas cabañas se alcanza un cruce de caminos, seguimos por la senda de la izquierda. Tras un nuevo desvío también a la izquierda, se toma una empinada vereda que conduce hasta unos claros en el bosque. Siguiendo las señales de los árboles en unos 15 minutos llegamos a los Rebollos de Llanu'l Toru, (Llano del Toro), centenarios ejemplares de casi 10 metros de perímetro y más de 300 años de edad. La visita a los dos robles supone añadir más de una hora a la excursión. Debemos desandar el camino hasta los robles, el itinerario prosigue a través del hayedo de Monte Saperu, refugio de urogallos, corzos y jabalies. En unos treinta minutos se alcanza una fuente de agua fresca donde finaliza el camino. Seguimos por un sendero que se interna en el hayedo y desciende hacia la majada de La Campona, los pastos están abandonados y las cabañas en ruinas, desde este punto se alcanza enseguida la Cascada'l Taballón. Para acceder a la base de la cascada hay que subir unos metros por la orilla cruzando a la izquierda, el tramo final es una subida incómoda por piedras sueltas y resbaladizas. Allí las aguas del Regueru'l Mongallu se precipitan desde el Cuetu Negru, salvando con estruendo el desnivel que las llevará al «ríu» Ablanosa, afluente del Nalón. La cascada, aunque de escaso caudal, es de una singular belleza, por la altura del salto y lo majestuoso del hayedo.

Después de relajarnos junto a la cascada hay que bajar la cuesta de la pedrera, atravesar de nuevo el arroyo y llegar al centro de las praderas de la Campona. No es fácil descubrir a la primera el sendero medio cubierto por la hierba. Las referencias más claras son los muros de piedra y las ruinas de la cabaña, que se ven tras el muro. En el caso de tener dudas es aconsejable hacer el camino de regreso por el mismo sendero que hemos traído. A los pocos metros del desvío se atraviesa una reguera poblada de jaras y matorrales y las marcas blanca y amarilla del PR-AS-60.1, junto a un roble. El sendero continúa en la misma dirección y conecta con una vereda que sale a la pista que desciende por el hayedo. La pista llega al río Nalón, atraviesa el cauce por un puente y sube a las ruinas de la aldea de L'Amadiella. En el cruce de las cabañas hay que girar a la derecha, salir a la cuneta de la carretera y avanzar por la carretera hasta llegar a Tarna porque el camino paralelo a la carretera está en muy mal estado.