El Castañar del Tiemblo Slideshow

avila_311009_4770
avila_311009_4773
avila_311009_4774
avila_311009_4776
avila_311009_4777
avila_311009_4778
avila_311009_4783
avila_311009_4790
avila_311009_4791
avila_311009_4793
avila_311009_4794
avila_311009_4795
avila_311009_4797
avila_311009_4801
avila_311009_4803
avila_311009_4810
avila_311009_4813
avila_311009_4816
avila_311009_4820
avila_311009_4823
avila_311009_4824
avila_311009_4826
avila_311009_4829
avila_311009_4830
avila_311009_4831
avila_311009_4834
avila_311009_4837
avila_311009_4838
avila_311009_4840
avila_311009_4844
avila_311009_4857
avila_311009_4859
avila_311009_4863
avila_311009_4864
avila_311009_4869
avila_311009_4871
avila_311009_4873
avila_311009_4875
avila_311009_4876
avila_311009_4878
avila_311009_4879
avila_311009_4880
avila_311009_4882
avila_311009_4884
avila_311009_4885
avila_311009_4890
avila_311009_4899
avila_311009_4903
avila_311009_4904
avila_311009_4910
avila_311009_4911
avila_311009_4912

El Castañar del El Tiemblo, en Ávila, es una de las excusiones otoñales más populares que se pueden hacer desde Madrid. Se trata de un pequeño bosque en las laderas del la Reserva del Valle de Iruelas, en las afueras del municipio de El Tiemblo.Al Castañar se accede por una pista de tierra de unos 7 kilómetros (en buenas condiciones) señalizada desde el comienzo del pueblo, según se sale de la carretera Madrid-Ávila. Al llegar al comienzo del Castañar hay una zona recreativa con barbacoas y parking desde la que está señalizado el comienzo del Sendero de El Castañar. Se trata de una ruta de 4 kilómetros de trazado bastante suave y muy fácil de realizar. La verdad es que da gusto pasear por ella, sobre todo en otoño (mediados de Octubre a mediados de Noviembre) cuando los castaños, robles y demás árboles de hoja caduca cambian de color.
En la ruta se puede encontrar el refugio de Majalavilla, que está perfectamente conservado y tiene unos grafitis realmente chulos en el interior y sobre todo, la estrella del bosque, el castaño centenario conocido como El Abuelo.Lo cierto es que en los últimos años se ha mejorado muchísimo el acceso y las instalaciones del bosque. La carretera solía ser una pista forestal de mala muerte donde te dejabas la suspensión del coche y apenas había balizas ni indicaciones en el sendero. Como contrapartida, los visitantes han aumentado considerablemente, sobre todo en el periodo otoñal. El ayuntamiento puso en marcha una regulación de acceso el año pasado, de manera que existe un autobús que recorre el camino del pueblo hasta el Castañar. Los vehículos privados tienen que pagar una tasa de un par de euros para acceder. Lo bueno es que, el resto del año casi nadie sube al bosque y se puede pasear por él sin encontrarte con un alma.

 

F O T O G R A F I A
CRISTOBAL POYATO

Página Inicio | Novedades | Sierra Nevada | Pirineos | Picos de Europa | Luque | Barrancos | Axarquía | Act. Grupo M. Tiñosa | Subbética Cordobesa | Sierras de Jaén| Contacto